Enroque corto

El relato radical



20 cura brochero boina 16-09El periodista y su amigo, el dirigente radical, en otro amable café tomado en un bar cercano a la sede de la UCR. Un tema lleva a otro hasta que desembocan en el cura José Gabriel Brochero, el flamante beato.

Radical: Brochero era nuestro. Radical. ¿Lo sabía?

Periodista: Es conocido que apoyó a Hipólito Yrigoyen, pero también que fue amigo de Miguel Juárez Celman.

R.: Nuestro, fue nuestro. Y por eso estuvo bien que el presidente del Comité Central, Alberto Giménez, saque un comunicado celebrando su unción como beato.

P.: Ah, sí, lo leí. Giménez y el relato radical.

R.: ¿El relato? ¿Cómo los K? ¿Qué dice?

P.: Que Giménez hace referencia al “origen laico” de la Unión Cívica Radical.

R.: ¿Y?

P.: Pasa que la Unión Cívica Radical de Córdoba fue fundada por un cura, Eleodoro Fierro, en 1891; que los que firmaron el acta inicial juraron “ante Dios y la Patria”; que el primer candidato a gobernador, en 1892, fue Temísclotes Castellanos, hermano del obispo; y que el primer gobernador, en 1916, fue Eufrasio Loza, dirigente del Club Católico y miembro de la logia Corda Frates…

R.: Pero todo eso es antes de Amadeo Sabattini. Incluso antes de la Reforma Universitaria. Ésa es nuestra prehistoria. Déjese de buscarle la quinta pata al gato. Estuvo bien el presidente. Y basta. Todos los cafés con usted terminan mal.

ATE expectante

Hace poco más de una semana, los dirigentes de ATE recibieron una buena noticia: fueron recibidos por el ministro de Trabajo de la provincia. Un hito auspicioso para la entidad que viene reclamando desde hace años por la representación gremial en Córdoba. El periodista se encontró con delegado de la entidad que comulga en la CTA que conduce Pablo Micheli, y sostuvo el siguiente diálogo:

Periodista: ¿Quedó pendiente una reunión con Trabajo?

Dirigente: Sí, quedó pendiente. Pero aún no nos han dado una fecha concreta. En el Ministerio deben analizar los fallos de la Justicia.

P.: O sea que están en stand by.

D.: No se crea. Somos pacientes. Los recursos interpuestos por el SEP nos llevaron mucho tiempo, así que podemos esperar un ratito más. Pero también estamos pensando en posibles acciones en caso de que esto se demore más de lo necesario.

P.: ¿Están planeando una ofensiva gremial?

D.: Aún es muy temprano. Y hemos tenido un buen dialogo el ministro (Adrián) Brito. Esperamos tener noticias en los próximos días.

P.: Entonces…

D.: La semana próxima tendremos un plenario de delgados. Ahí evaluaremos la situación.

P.: Algo concreto.

D.: Mire, estamos evaluando solicitar una reunión con la ministra de Administración (Mónica) Zornberg para manifestarle nuestra posición y nuestros reclamos. Apuntamos a los concursos que están pendientes, ese es un punto central. Aún no le puedo adelantar anda. Mientras tanto estamos expectantes.

Choferes, en guardia salarial

En líneas generales, los exchoferes de la Tamse, ahora empleados de la Unión Transitoria de Empresas que componen Ersa y Autobuses Santa Fe se manifestaron conformes con el desembarco de las nuevas prestadoras. Un avezado delegado contaba algunos detalles al periodista sobre la nueva relación que experimentan con los empresarios recién llegados.

Delegado: Les está costando acomodarse. Nosotros le decíamos a Mestre que la disolución de la Tamse no podía hacerse de un día para otro. Pero bueno, quisieron así las cosas y los responsables de las empresas no sé si duermen por estas horas.

Periodista: ¿Por qué lo dice?

D: Tienen que empaparse de mucha información. Legajos de empleados, carpetas y licencias… Las nuevas puntas de línea todavía no tienen las instalaciones listas.

P: ¿Pero todo bien? ¿O no?

D: Sí, nosotros los apoyamos. Que se queden tranquilos que nos vamos a quedar quietitos (risas).

P: Me sorprende e gesto.

D: Por los menos hasta el viernes.

P: Ya me parecía que venía el “pero”.

D: Sí, todo es condicional en este rubro. El viernes tienen que depositar el primer adelanto del sueldo y el cuarto día hábil el resto. Espero que los trabajadores cuenten con el efectivo sino se acaba la paciencia.