UPC con estrategia desdoblada



ilustra llaryora y schiaretti tras la urnaLuego de las primarias surgió una hipótesis: los votos de los candidatos por la minoría no se trasladaban de forma directa en las generales a las listas de unidad. Atendiendo a este planteo, Unión por Córdoba (UPC) optó por diseñar una estrategia desdoblada de cara a octubre. Martín Llaryora, ahora en el cuarto puesto de la boleta del oficialismo, mantendrá su autonomía durante la campaña electoral.
Esta doble agenda que seguirán los candidatos está en función de evitar el escurrimiento de votos. Repetir un primer puesto-con los mismos números o aún mejores-es importante para Unión por Córdoba, y la intensión de proyección nacional de José Manuel de la Sota.
En este sentido, Llaryora conservará un comando de campaña propio, distinto al del ex mandatario y primer candidato de UPC, Juan Schiaretti. Esa fue la propuesta que le acercó junto con los dirigentes que lo acompañan en una cena hace dos semanas en el sum de la Casa Espejada. El resultado fue positivo, señalaron algunos de los comensales.
Luego sobrevino el mitin de Arroyito por la nacionalización de la ruta 19. Una foto de unidad partidaria, que también puede ser entendida como un gesto del mandatario provincial al pedido del intendente de San Francisco.
Amén de la intensión de contener el caudal electoral, a Llaryora también le convine preservar su propio circuito. Hacer hincapié en su figura le garantizaría la exclusividad de la atención en los actos. De esta manera, también conservaría la característica que un primer momento lo llevó a plantear la interna: renovación. Su autonomía le permitiría alimentar sus intenciones provinciales para el 2015.

Territorios fuertes
Hay dos territorios en donde los votos de Llaryora son significativos para las legislativas. En primer lugar, el departamento San Justo, donde el intendente de San Francisco logró una holgada victoria por sobre su inmediato competidor, que precisamente fue su contendiente en la interna.
Allí cosechó casi 38.000 sufragios, que junto a los del ex gobernador (31.194), llevaron a que UPC se imponga en ese distrito con el 57,26 % , logrando una ventaja de casi 40 puntos por sobre la segunda fuerza, el radicalismo (19, 76 %).
El otro escenario en donde el líder del Frente Renovador tendría un electorado cautivo es en la capital. Los 42.983 votos representaron el 27,67 % del total que obtuvo UPC en esta ciudad. En definitiva su aporte para que el peronismo vuelva a ganar en este distrito fue necesario.
Hay otro dato que además apuntala la performance de Llaryora. La situación de Olga Riutort, tras el exiguo resultado a nivel provincial, la habría depositado en un proceso centrípeto de adherentes. El electorado cautivo de la ex primera dama estaba identifica por su condición de peronista no delasotista, cualidad que Llaryora reúne.

Vínculo con Massa
Además su cercanía con el intendente de Tigre, Sergio Massa, también serviría como un imán para traccionar algunos puntos más en octubre (no muchos). Vale recordar que Frente Renovador, el nombre que utilizó Llaryora en las primarias, es el lema que acuño el intendente bonaerense, a estas alturas, una referencia para el justicialismo no K.