Contrapunto del fiscal y el jefe policíal por el caso Alós

p03-1Senestrari calficó de “desatinadas” y “extrañas” las expresiones críticas de Frías sobre la Justicia y los medios periodísticos. El gobernador De la Sota, en cambio, respaldó al policía y sostuvo que “cuida la fuerza, que está muy dolida por todo lo ocurrido”.El fiscal federal Enrique Senestrari y el jefe de la Policía, Ramón Frías, se prodigaron ayer en críticas recíprocas por la investigación que lleva adelante el funcionario judicial sobre posibles vinculaciones de oficiales de la fuerza con narcotraficantes, que tuviera el fin de semana un trágico episodio con el suicidio del policía Juan Antonio Alós.
Frías había criticado por igual a medios de comunicación que difundieron denuncias sin pruebas y a participaciones mediáticas de fiscal Senestrari sin que tuviera imputados. Esto llevó ayer al funcionario judicial a calificar de “desatinados” y “extraños” los dichos del policía.
En la polémica terció luego José Manuel de la Sota para respaldar los dichos de Frías. El gobernador entendió que el comisario Frías, con sus dichos, “cuida la fuerza, que está muy dolida por todo lo ocurrido”, en referencia al suicidio de Alós, además de considerar que el jefe policial tiene autonomía para dar su opinión porque la institución ha sido puesta en tela de juicio. De la Sota buscó mantener equidistancia con la discusión, pero no reprochó en absoluto que las personas involucradas en las denuncias intenten defenderse públicamente, más aún, teniendo en cuenta, según enfatizó, que “los policías denunciados por un delincuente preso por dólares falsos, ni abrieron la boca (y) se pusieron a disposición de los jueces”.
Se declaró confiado en que la Justicia va a esclarecer todo, y en el caso de que las denuncias por complicidad policial con narcotraficantes se llegara a probar que alguien no cumplió con la ley, entonces le aplicarán la sanción como corresponde.

Juez con Senestrari
Luis Juez se reunió con el fiscal Senestrari para brindar su respaldo en la investigación sobre vínculos entre policías y narcotraficantes. Con un irreprimible instinto de aprovechar las oportunidades, el senador nacional criticó que “un subordinado de la Justicia, como tiene que ser el jefe de la Policía, salga en términos desafiantes a responsabilizar al fiscal por el supuesto suicidio de un policía. Esto es de gravedad institucional”, dijo.
Explicó que fue a decirle al fiscal que “lo respaldamos absolutamente, que no vamos a aceptar de ninguna manera que intenten apartarlo de la investigación, que no vamos a admitir que alguien que debe estar subordinado al Poder Judicial, con una cúpula policial sospechada, venga en términos desafiantes a responsabilizar a quien tiene a cargo la investigación por la pérdida de un uniformado”, sentenció.