Privadas locales también sumarán coches, antes de las elecciones



DPP_0104El desembarco de las nuevas prestadoras del servicio de transporte urbano de la ciudad, Ersa Urbano y Autobuses Santa Fe, se realizó con bombos y platillos. En un acto especialmente organizado para la presentación de 200 colectivos cero kilómetro en la tarde del sábado, el intendente Ramón Mestre adelantó una de sus jugadas de gestión (y política) más importante que vendría a corregir la deficiencias de un sistema que sólo conoció reveses que, incluso, no pudieron corregirse sino que se precipitaron con la administración de una empresa estatal.
Con semejante apuesta, y valiéndose del recurso de comparación, posiblemente sea alta la aceptación de las firmas foráneas que prestarán a través de una UTE los servicios cubiertos hasta el sábado pasado por la Tamse.
Lo cierto es que si la gestión radical pretende hacer borrón y cuenta nueva en materia de transporte, Ciudad de Córdoba y Coniferal son un recordatorio de la odisea que implica tomar un colectivo del transporte público cordobés. Por supuesto, si la comparación se realiza con la compañía estatal, se estaba enfrente de un servicio de lujo. No obstante, muy por debajo de la calidad que pretende imprimirle la actual administración municipal al sistema desde marzo de 2014.
En función de esto, las tradicionales prestadoras privadas intentarán levantar el perfil en un trabajo conjunto entre empresarios y funcionarios municipales sentados en la mesa chica para la toma de decisiones sobre el servicio. ¿La estrategia? Ninguna opción es mejor que la repetición de recetas de carácter efectista.
Concretamente, fuentes de Ciudad de Córdoba y Coniferal coincidieron en que pondrán a disposición de los pasajeros 20 colectivos articulados en un plazo menor a los 60 días. La cifra que incorporarán al parque automotor del sistema, formó parte de la oferta económica que las actuales prestadoras realizaron conforme a los requerimientos del proceso de licitación que transita su etapa final.
Emulando a las compañías recientemente incorporadas, sus responsables afirmaron su voluntad de adelantar la entrega de los coches que, entre otras características, permitirán triplicar la cantidad de pasajeros trasladados por unidad (aproximadamente 160 personas). Especulan que la presentación, al menos de los prototipos, se realizará en el desenlace de la campaña por las elecciones legislativas del 27 de octubre.
Si lo anunciado ocurre, los 600 mil usuarios del transporte urbano de la ciudad podrían experimentar antes de los previsto los primeros cambios positivos del precario sistema. Cabe recordar que la restructuración total de la prestación ocurrirá recién en marzo o abril, según anticiparon fuentes de la Secretaría de Transporte de la Municipalidad.

Inversión
La compra de 20 colectivos (10 por cada firma), implicará para Coniferal y Ciudad de Córdoba una inversión cercana a los 30 millones de pesos. Según explicaron desde las firmas, los valores de los buses articulados, que permitirán trasladar a un 60 por ciento más de pasajeros en horarios pico, oscilan entre los 1.2 millones y 2 millones de pesos. A la actualidad, analizan los presupuestos y fechas de entrega de los proveedores preseleccionados.

Novedad
Como complemento, la gestión mestrista planea una nueva inversión en materia de infraestructura para la comodidad de los pasajeros: se instalarán paradas especiales a lo largo de los recorridos que cubrirán los coches articulados, presumiblemente en líneas centrales y en áreas de gran confluencia de usuarios. Para refuncionalizar las paradas de toda la ciudad, se requerirá un desembolso de 10 millones de pesos.