Con Dragún en Smata, trabajadores de VW piden reincorporación a Nación



p13-1Tras renunciar al Ministerio de Trabajo de la Provincia, Omar Dragún afirmó que su alejamiento se debía esencialmente a la agitada situación interna que vive el Smata, que dejó en manos de su gente de confianza, pero que consideró que no estuvo a la altura de las circunstancias. Si bien ésta puede considerarse una causa válida para retomar la conducción de uno de los principales gremios de la provincia, alejarse de los primeros planos de la vida pública requiere, en todo caso, motivos políticos (se especula con desavenencias en la conformación de la lista de diputados nacionales), que habrían sido causales reales, suficientes y necesarios para que el dirigente gremial tome la decisión que lo depositó nuevamente en la arena sindical.
De todos modos, es cierto que la situación entre los mecánicos está lejos de ser serena. Los 19 trabajadores de la Fábrica de Volkswagen (VW) que fueron despedidos a principios de este año, agitaron las aguas de un gremio que Dragún parecía tener contenido.
En este sentido, la reincorporación del secretario general no será en calma. Deberá enfrentar una semana complicada. El primer desafío vendrá precisamente del frente de los empleados de la planta de cajas de velocidades, que este viernes volverán presentar una nueva denuncia ante Ministerio de Trabajo de la Nación, pidiendo la reincorporación de los trabajadores, así lo confirmó Fabián Basile, delegado de VW.
Esta nueva embestida se suma a la resolución favorable que obtuvieron de la cartera laboral nacional el mes pasado. En mayo consiguieron que Trabajo confirmara que el despido de los 19 operarios sea considerado “discriminatorio y anti sindical”. Pues recibieron el telegrama dos meses después de haber participado en las elecciones gremiales–como fiscales y en los grupos de trabajo- alienados a una lista opuesta a la conducción de Smata. A su vez, esperan una resolución en el mismo sentido del Inadi, aunque su pronunciamiento no sea de carácter vinculante, sienta un precedente.
Este reclamo está ligado con el resultado de los comicios del 13 de noviembre en la planta de Camino a San Carlos. La lista dos, opositora a la conducción de Dragún, presentó una denuncia para que se impugnen los comicios luego del ajustado triunfo del oficialismo gremial.
Están en disputa las objeciones sobre 3 sufragios que corresponderían a la oposición y la forma en que agruparon las unidades de votación, también favoreciendo a la actual dirección. Resolver esto para la Justicia llevará más tiempo.
La decisión de recurrir a los tribunales Federales está en virtud de que Dragún ocupó hasta hace poco el cargo de ministro de Trabajo de la Provincia. Ese vaso comunicante causaba lógica desconfianza entre los trabajadores opositores a la dirección, pues el árbitro del conflicto también era parte.
Quizás la gota que rebalsó el vaso ocurrió el miércoles pasado, el mismo día que Dragún renunció al gabinete del Gobernador. Esa mañana, trabajadores que se encontraban repartiendo volantes por la situación de los 19 despedidos en las inmediaciones de la fábrica Iveco, fueron “increpados y golpeados por hombres que responden al oficialismo”, especificó Basile. Luego, en compañía de legisladores de la oposición, hicieron una presentación en el edificio de Tribunales II para denunciar las agresiones.
En conclusión, el regreso de Dragún a Smata tendrá, de arranque, un primer dolor de cabeza.